Por eso las mujeres viven más que los hombres

C'est POURQUOI les femmes vivent plus longtemps que les hommes

¿Alguna vez te has preguntado por qué las mujeres viven más que los hombres? Varios factores contribuyen a este fenómeno intrigante.

Los factores hormonales, las conductas de riesgo, la elección de alimentos saludables, la expresión emocional y el apoyo social, y el uso de atención médica desempeñan un papel en la determinación de la esperanza de vida.

En este artículo, exploraremos estos factores en detalle para descubrir los secretos para extender la esperanza de vida de las mujeres.

Por eso las mujeres viven más que los hombres. Profundicemos y descubramos qué podemos aprender de estas diferencias.

Factores hormonales

Las diferencias hormonales entre los sexos son un factor importante que contribuye a una mayor esperanza de vida de las mujeres en comparación con los hombres.

El estrógeno, que tiene niveles más altos en las mujeres, desempeña un papel crucial en el mantenimiento de los vasos sanguíneos sanos y la mejora de la función de las células endoteliales.

También ayudan a mejorar el perfil de colesterol al reducir el colesterol LDL y aumentar el colesterol HDL.

Además, las propiedades antiinflamatorias del estrógeno reducen la inflamación de los vasos sanguíneos, disminuyendo así el riesgo de enfermedad cardiovascular crónica.

Estas diferencias hormonales dan a las mujeres una ventaja a la hora de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Comportamiento riesgoso

Al adoptar conductas de riesgo con más frecuencia que las mujeres, los hombres aumentan su riesgo de padecer enfermedades crónicas y acortan sus vidas.

Los hombres tienden a adoptar conductas como fumar, beber en exceso, consumir drogas y elegir malas comidas.

Estos comportamientos pueden provocar hipertensión, diabetes, obesidad y mayores tasas de morbilidad y mortalidad.

Los hombres también tienen más probabilidades de realizar trabajos peligrosos, conducir imprudentemente y correr riesgos en los deportes, lo que provoca accidentes y lesiones.

Evitar tales comportamientos contribuye al aumento de la esperanza de vida de las mujeres.

Elegir una dieta saludable

Al elegir alimentos saludables, puedes mejorar la salud de tu corazón, controlar tu peso y aumentar tu bienestar general.

Las investigaciones muestran que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de priorizar una dieta nutritiva.

El consumo regular de frutas y verduras y una dieta equilibrada y rica en nutrientes están relacionados con una mayor esperanza de vida.

Por el contrario, un alto consumo de alimentos procesados ​​y bebidas azucaradas se asocia con una esperanza de vida más corta.

Los cambios positivos en su dieta pueden tener un impacto positivo en su longevidad y salud.

Expresión emocional y apoyo social.

La expresión emocional y el apoyo social son esenciales para aumentar la esperanza de vida.

La tendencia de los hombres a reprimir sus emociones está relacionada con una esperanza de vida más corta.

Las mujeres, por otro lado, tienden a tener redes sociales más grandes y vínculos sociales más fuertes, lo que les brinda un apoyo en el que pueden confiar.

Reprimir las emociones aumenta el estrés, los niveles de cortisol y la probabilidad de sufrir trastornos mentales.

Los sistemas de apoyo social de las mujeres y mejores mecanismos de supervivencia contribuyen a aumentar su esperanza de vida.

Ver un doctor

Haga de las visitas periódicas al médico una prioridad para aumentar su esperanza de vida.

Los hombres a menudo ignoran los síntomas y retrasan la búsqueda de atención médica, lo que lleva a consecuencias más graves.

Incluso cuando acuden al médico, es posible que no sigan las recomendaciones, lo que lleva a un cumplimiento deficiente del tratamiento.

La resistencia a tomar medicamentos en ausencia de síntomas puede provocar daños orgánicos irreversibles.

Las visitas periódicas, el cumplimiento de los planes de tratamiento y los controles frecuentes pueden frenar el crecimiento de las enfermedades crónicas y tener un impacto significativo en la longevidad y la salud en general.